“EL VALOR DEL AGUA”

Blog, El Valor del agua -

“EL VALOR DEL AGUA”

Importancia del agua en las preparaciones de café

 

Una taza de café se compone en un 98% de agua”

Gran parte de la composición de una taza de café es agua, más del 90% en la mayoría de elaboraciones. El restante es café filtrado.

Nadie dudaría que una buena taza se obtiene a partir de granos de café de calidad, ¿verdad? Sin embargo, muchos pasan por alto su ingrediente mayoritario, el agua. Y es que, la composición y procedencia de ésta tiene un impacto directo en el sabor final de la infusión.

Los establecimientos especializados en café cuentan con filtros adecuados para equilibrar la cantidad de minerales y el PH del agua, pero en casa es completamente distinto. No todos contamos con un filtro en nuestro hogar, y sin un tratamiento adecuado se podrían transferir aromas indeseados al café. Por ello, es aún más importante utilizar el agua adecuada en nuestras preparaciones.

Entonces se preguntaran …

¿Cuál es el agua ideal para conseguir una taza de café con el mejor sabor y aroma?

La respuesta es sencilla, pero no tan fácil de aplicar.

Debes de buscar agua sin olores ni sabores extraños, y con suficiente contenido mineral para lograr un buen resultado final. Es decir, inolora e incolora, insípida y con cierto grado de mineralización.

Ojo, al contrario de lo que pudieras pensar, el agua destilada no es apropiada porque carece de estos minerales que son esenciales para garantizar un buen sabor.

¿Cómo obtener agua de calidad para la preparación del café?

Agua de la llave

En muchos casos se hace uso de agua de llave, que puede ser adecuada o no, dependiendo de diferentes variables, de los cuales las más importantes son: la alcalinidad o dureza, el pH, el TDS, el color y el sabor.

Además, es vital tener en cuenta que el agua que llega hasta nuestras casas arrastra minerales, metales, tierra y otros componentes orgánicos y químicos que se encuentran en los suelos por causa de la contaminación de la industria y la agricultura.

Todos estos factores del agua van a sumar o restar valor a la calidad final de tu café, y son variables difíciles de controlar en muchos casos.

Por eso, nuestra recomendación si quieres utilizar agua del grifo es que filtres el agua con un filtro de carbono, filtros depuradores o la opción de usar jarras del tipo BWT o Brita para eliminar estas impurezas.

Atención: Añadir cloro para purificar el agua no es buena opción, pues puede afectar negativamente al sabor del café y suprimir sus aromas más sutiles.

Agua mineral embotellada

Por otro lado, también tienes la opción de utilizar agua mineral embotellada, pero hay que considerar que no todas son apropiadas para preparar un buen café.

Entrando en detalles técnicos, para saber si un agua embotellada es adecuada es primordial leer la etiqueta para comprobar los niveles de calcio, magnesio y residuo seco (sales disueltas).

Por norma general, tienes que buscar pH o acidez en torno a 7, un nivel de dureza del agua en torno a los 17 y 85 mg por cada litro de agua y una cantidad de residuos secos entre 100 y 200 ppm (partes por millón) o mg/litro según datos recogidos por la SCA (Asociación de Cafés Especiales).

Después de los tecnicismos, lo cierto es que en la práctica es mucho más sencillo: un agua mineral acertada será aquella de mineralización débil o muy débil, como las que se utilizan para preparar los teteros de los bebés.

Recomendaciones finales

Entonces, ¿qué características debe de tener el agua para hacer café?

En conclusión, si quieres obtener una taza de la máxima calidad, no solo debes prestar atención a los granos de café, pues como hemos visto el agua es un ingrediente fundamental en la mezcla y en la combinación de ambos está la clave del éxito.

  • Si quieres seguir utilizando agua de la llave, instala un filtro o utiliza jarras de agua con filtro.
  • Si quieres utilizar agua embotellada, ten en cuenta su grado de mineralización.

Como ves, el agua es un elemento crucial y debe tener un proceso de selección y preparación cuidadoso para que pueda lograrse el resultado esperado: un café con cuerpo, aroma y sabor bien definidos.

 

 

Por: El Laboratorio de Café con Colaboración del Blog MiCafeteraExpress

 


Dejar un comentario