Los personajes detrás de las mejores tazas de café de Antioquia

Entrevistas: Julián Herrera

Texto: Alicia Molina

El pasado jueves 26 de febrero, se celebró en el Orquideorama del Jardín Botánico, la premiación a las mejores Tazas de Café de Antioquia. El concurso hace parte del programa de cafés especiales que realiza la Gobernación de Antioquia. Una oportunidad para reconocer la labor de nuestros caficultores que, con paciencia y dedicación, recolectan y procesan sus granos para que podamos disfrutar cada día deliciosas tazas de café.

El equipo de redacción de El Laboratorio de Café tuvo la oportunidad de asistir y conversar con los ganadores de los tres primeros puestos. En esta entrada te contaremos acerca de estos maravillosos personajes, de sus familias y de las experiencias que compartieron con nosotros.

El primer puesto en esta tercera versión se lo llevó la familia de Silvia Elena Higuita (Giraldo, Antioquia).

La ganadora del mejor café de Antioquia asistió al concurso acompañada de su esposo y sus dos hijos, todos se mostraron orgullosos por este logro y conscientes de que todavía son muchos los retos por cumplir. Durante la subasta, la taza de Silva Elena fue vendida por un valor de US $31.5 la libra, un precio record en este concurso.

Hablamos con Rubén Salas, el esposo de Silvia Elena. Este hombre caficultor, nos contó que ya son 10 años de experiencia en la producción y recolección de café. En su finca El Chuscal, tienen un cultivo de variedad Caturra. El último año pusieron especial atención a toda la recolección y al beneficio*: “Mejor recolección, mejor lavado, mejor secado”, éste, considera él, es el secreto del triunfo. Anota que próximamente, según la cosecha que tengan, aspirarán a ganar la Taza de la Excelencia.

El segundo puesto fue otorgado a la familia de Conrado Antonio Marín (Jardín, Antioquia)

Conrado Antonio nos contó acerca del trabajo que lleva a cabo en su finca La Loma (Vereda La Casiana). Afirma que toda la vida ha sido cafetero, pues viene de esa tradición, sus padres lo fueron también y ahora él sigue este legado. Reflexiona que el éxito de este año estuvo en el beneficio, “un beneficio sencillo, pero juicioso desde la recolección”. El café con el que concursaron es 95% variedad caturra.

Su familia está conformada por sus tres hijas y su esposa, “ellas me colaboran en lo que pueden dentro de sus labores, pero ya todas son profesionales y han tomado su camino”, comenta. Sin embargo, Marín cuenta que tiene un punto de apoyo, un joven llamado Antonio, su mano derecha, “¡es un muchacho excelente!”, expresa.

Dentro de sus proyectos está seguir “trabajando duro” en el café, considera que es un compromiso que apenas empieza, “¡un compromiso grande!”.

El tercer puesto fue para la familia de Alfredo de Jesús López Pérez (Giraldo, Antioquia)

La familia López Pérez se encontraba satisfecha por los logros alcanzados, frutos de un gran esfuerzo. En la finca El Filo cultivan el café que se hizo merecedor del tercer puesto en el certamen. Comentan que llevan 45 años de experiencia en el proceso del café y relatan que todos los miembros de la familia ponen un poco de su parte para sacar una producción que se destaque. En el hogar consumen el café que producen, “nosotros lo molemos y lo tostamos”. Dentro de sus proyectos está seguir sembrando y cumplir todas las metas que se propongan.

Para El Laboratorio de Café es muy importante este reconocimiento a la labor de los caficultores. Es una oportunidad para motivarlos a mejorar sus procesos, a poner especial cuidado en todos los detalles, desde la recolección hasta el beneficio. Los tres ganadores coinciden en que esto fue lo que diferenció sus tazas este año.

Cada uno, en su forma particular y detallada de beneficiar, puede lograr una excelente taza. No existe una formula exacta para todas las fincas. Muchos factores cambiarán entre finca y finca y esto hace que las tazas sean únicas de acuerdo a cada lugar: cantidad de árboles sembrados, variedad cultivada, microclima y sistema de manejo, entre otros.

Los municipios de Urrao, Caicedo y Giraldo se han posicionado como excelentes productores de cafés especiales, durante los tres concursos realizados. Otros municipios destacados son Jardín, Betulia y Andes. En El Laboratorio de Café hemos apoyado a diferentes caficultores de todos estos municipios, tanto a ganadores del concurso, como a otras familias que se han convertido en buenas amigas de El Laboratorio. Aprovecha para disfrutar los cafés de estos orígenes en nuestros puntos de venta y cuéntanos tu experiencia, ¿qué características particulares encuentras en su sabor y aroma?

*Beneficio: Beneficiar el café hace referencia a las actividades de post-cosecha que comienzan a partir de una buena recolección. Actividades como el despulpado, fermentación, lavado y secado constituyen el beneficio. Para obtener buenos resultados, se requiere un cuidado especial, dominar bien una técnica de beneficio y limpieza en el proceso.